Tyranny Of Dragons

Sesión 05

En busca del campamento enemigo

30th The Drawing Down (Nightal) 1491 (Media tarde).

9-991.jpg

Diario de un Enano.

Es media tarde. Llevamos varias horas persiguiendo al ejército invasor que atacó Verdor. Por mi cuerpo sigue corriendo el fuego de la batalla tras nuestra última escaramuza, pero fiel a la promesa que le hice a Erimnaec, he de continuar mi relato por donde lo dejé.

Como mencionaba en mi última entrada, la situación no podía ser más comprometida. Mis formidables compañeros estaban agotados tras, dragón por medio, horas de batalla. Aun así, se habían ofrecido valientemente a rescatar al sacerdote Eadyan Luna de Halcón y los feligreses del Templo de Chauntea. Un numeroso contingente de enemigos atacaba el edificio. Nuestra intención era acabar de manera rápida con el grupo que asediaba la puerta trasera, y en caso de ser sorprendidos por la patrulla que vigilaba el perímetro del recinto, obsequiar a ésta con la misma medicina. Para llevar a cabo tal hazaña, varios planes fueron propuestos y desechados. Entre ellos, quizás de los más llamativos fue el de Bjorn, que consistía en situarnos de manera sigilosa en una casa a varios cientos de metros al noroeste de la iglesia. Seguramente nuestro amigo isleño tenía en mente usar alguna de las tácticas de combate de su feroz pueblo, pero por desgracia no podíamos arriesgarnos a que la iglesia y su gente cayeran mientras la explicaba.

Finalmente, trazamos nuestra hoja de ruta. Esperaríamos al paso de la patrulla y atacaríamos contando con el factor sorpresa. Un ataque rápido y expeditivo ha sido suficiente para acabar con los atacantes, franqueando el paso a los prisioneros y al sacerdote. De hecho la parte más difícil fue convencer a los mismos de que éramos personas mandadas por el burgomaestre y que nos abrieran las puertas de la iglesia. Pensándolo con frialdad, ¿es posible que las reticencias del sacerdote a abrir las puertas no se debieran tanto al miedo a desconocidos, como a que estos desconocidos, cubiertos por la sangre de sus enemigos, habían tocado a la puerta usando una cabeza de kobold como aldabón?. ¿Quizás la amabilidad de Lord Klein de usar a uno de nuestros enemigos como foco de luz les resultara demasiado “fogosa”? ¿Tal vez la presencia de un dracónido tampoco les inspirara confianza?. ¿La sombra que era Trej degollando enemigos? ¿O las bonitas palabras de Bjorn pidiendo por favor que salieran antes de que quemara la iglesia con ellos dentro?. Es difícil saber con los humanos. Son una raza tan cambiante que cuando crees que los conoces te salen por peteneras.

Tras rescatar a la gente de la iglesia, sin una sola baja, los hemos guiado rápidamente entre los fuegos a la seguridad de la fortaleza. Nada más refugiarnos, pudimos observar un cambio sustancial en el ambiente del castillo. El ejército atacante, saciadas sus ansias de matanza y pillaje, estaba finalmente retirándose. Toda la gente del castillo respiraba tranquila, parece que viviríamos para ver la nueva luz del día. Mientras oteábamos el horizonte buscando señales de engaño en la retirada, divisamos una veintena de cobardes kobolds reteniendo a dos niños pequeños, un adolescente y una mujer. Encabezando al grupo se hallaba una criatura semidracónica, que responde al nombre de Langdedrosa Cyanwrath. El maldito, burlándose de nosotros, nos desafía en combate singular.

langdedrosa_by_bryansyme-d7up4ck.jpg

Torinn se presenta voluntario para luchar contra él. Para que nos fiemos de su palabra, el semidragón libera a los niños y al adolescente. Torinn cae tras un corto intercambio de golpes.. Nunca tuvo la más mínima oportunidad, Langdedrosa Cyanwrath ha jugado con él y, aunque me duela admitirlo, hubiera hecho lo mismo con cualquiera de nosotros. La destreza del reptil es asombrosa. Me resultó interesante comprobar que a pesar de todo el mal que su gente había hecho sobre la villa de Verdor, Langdedrosa Cyanwrath ha resultado ser alguien con honor. En lugar de rematar al postrado paladín, el semidragón cumple con su promesa liberando a la muchacha y permitiéndonos atender a nuestro amigo inconsciente. Con un saludo majestuoso desaparece, junto con sus sirvientes, entre las sombras que llenan la ciudad. Estoy seguro que nuestros caminos volverán a cruzarse y ardo de deseos de luchar contra tan digno oponente.

Trasladamos a Torinn dentro del complejo amurallado y por primera vez en toda la moche, se nos concede el lujo de unas horas de descanso. Bjorn ha mencionado que tiene una misión que realizar, expresando con la gentileza característica de su raza, el deseo de acometerla en solitario. Me fundo con mi lecho.

Tras el merecido reposo, nos reunimos con el gobernador que agradece nuestros actos de la noche, ofreciéndonos la ayuda de diferentes artesanos para reparar nuestros equipos y armas. Además, solicita una vez más, un nuevo favor. Habiendo demostrado nuestra valía, nos ruega que hagamos una última cosa por Verdor. Debemos seguir al ejército invasor, averiguar dónde acampa y si es posible las intenciones que lo mueven. Nos ofrece como compensación 250PO por cabeza. En un acto de locura, Torinn entrega 50 PO ¡¡50!! como diezmo al sacerdote para ayudar a reconstruir la iglesia y la población. Estoy seguro que, de alguna manera, ser paladín tiene que tener sus compensaciones, pero implica sacrificar demasiadas cosas.

Mientras nos equipamos para partir en pos del ejército, una nueva sorpresa nos aguarda. Un sonido atronador, como el bramido de un minotauro, rompe la calma de la mañana. Bjorn lo reconoce como un cuerno de su gente. Pide un caballo y sale galopando a su encuentro. Parece que la partida de guerra con la que el clérigo de Talos viajó hasta estas costas ha llegado a Verdor. Mientras observamos cómo los isleños ocupan casas desiertas, Bjorn presenta al futuro Jarl de Jarles, Algot Kasen. El gobernador Tarbaw Colinanocturna, ofrece oro y riquezas al Clan del Lobo para que se queden protegiendo Verdor, mientras nosotros investigamos el Culto del Dragón.

Ha sido un día de sorpresas. Cuando parecía que realmente podríamos partir, un nuevo personaje ha aparecido en escena. Presentándose como uno de los discípulo de un tal Content Not Found: leosin-Erlanthar, el recién llegado solicita nuestra ayuda para encontrar a su maestro. Éste ha desparecido en el curso de la batalla. El discípulo de Leosin asegura que no existe persona alguna fuera del Culto del Dragón, que conozca más sobre la secta que su maestro. ¿Quizás el ataque a Verdor no ha sido más que una distracción para capturar al mencionado Erlanthar?¿Habrá aprovechado Leosin para infiltrarse entre los miembros del ejército como espía?

Cuando finalmente nos ponemos en camino, el sol alcanza su zenit. No es difícil seguir al ejército entre las suaves hierbas que rodean Verdor. Acostumbrado a los caminos, mis nuevos amigos permiten que los guíe siguiendo el rastro de huellas. Avanzamos rápido. A menudo miro hacia atrás y percibo la cara de alegría de Lord Klein, al escuchar la profunda conversación filosófica que mantienen Torinn y Bjorn. A veces algunas palabras arrastradas por el viento llegan a mis oídos “y tú más” o “rebota rebota…”. Sonrío. Es como volver a estar en casa.

Antes de dejar atrás las inmensas llanuras de hierba, hemos divisado el penacho de una hoguera. Mientras nos abrimos en abanico para cubrir más terreno, entramos en un territorio más abrupto. Llegados a la cima, divisamos en un desnivel del terrero un grupo de humanos y otro de kobols. Seguramente rezagados del ejército invasor. Haciendo gala de una coordinación impresionante, dado que llevamos pocas horas luchando juntos, acabamos con casi todos los enemigos. Por desgracia un par de ellos han logrado escapar. Espero que el susto que llevan en el cuerpo les haga desertar y no adviertan al Culto de nuestra presencia. Aunque si lo hacen, les estaremos esperando. Mis compañeros son en verdad poderosos guerreros. Me siento honrado por combatir a su lado. Moradin manifiesta una vez más su amor hacia este indigno enano al permitir que mi destino esté ligado al de este grupo, que sin duda, llevará a cabo hazañas que serán cantadas en cortes y tabernas durante los próximos siglos.

Comments

Isaac, de nuevo un excelente relato. Como habrás visto he pasado tu diario, como resumen de la última sesión, además de añadirle un par de imágenes y los enlaces de los lugares, organizaciones, y personajes a los que mencionas. Para que quede todo más apañado..jeje.

Esta es la idea a la que me refería en tu anterior entrada del diario. Si lo vamos poniendo en los resúmenes de las sesiones, se aúnan esfuerzos. Si otro Pj quiere hacer otras aportaciones, se pueden hacer sobre esta misma entrada, y así queda todo recogido en un mismo sitio.

Una vez más; un gran trabajo!!!

Sesión 05
dmartind_81 dmartind_81

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.